Descripción del proyecto

Morbi vitae purus dictum, ultrices tellus in, gravida lectus.

CHEF

Peace Love Vegan

CATEGORÍA

Principales

PUBLICADO

09 de Noviembre de 2019

Receta completa en detalle

INFORMACIÓN
  • Cocina: Principales

  • Tiempo de preparación: 30 minutos

  • Tiempo de cocina: 40 minutos

INGREDIENTES
  • 8 Alcachofas frescas

  • Harina de Tempura

  • Agua

  • 1/2 Taza de harina trigo

  • 1 Puerro

  • Aceite de Oliva

INGREDIENTES PARA LA SALSA
  • 2 Puerros

  • 4 Ramas de apio

  • 4 Zanahorias

  • 3 Cebollas

  • 3 Ajos (sin el nervio)

  • 4 Pimientos de piquillo

  • Vino blanco (un chorrito)

  • Caldo

  • 250 gr Nata vegetal

  • Sal

PREPARACIÓN
  • Limpiamos las alcachofas retirando las hojas de fuera y cortando el rabito a la altura de las hojas. Dejamos los corazones limpios y los cocemos durante unos 20 minutos (el tiempo variará depende del tamaño de las alcachofas, éstas son de tamaño medio)

  • Mientras se cuecen  las alcachofas preparamos la salsa. Pochamos las verduras en una sartén con fondo de aceite, primero los puerros, el apio, las zanahorias, los ajos y por último añadimos los piquillos troceados. Añadimos el chorrito de vino blanco y dejamos que evapore, una vez evaporado, cubrimos las verduras con caldo y lo dejamos reduciendo a fuego medio durante 20 minutos. Añadimos la nata y trituramos.

  • En este tiempo ya habríamos sacado las alcachofas del agua y estarían templando. Asi que una vez templadas, las partimos por la mitad y procedemos a rebozarlas con tempura.

  • Preparamos la tempura. Mezclamos 150 gr de harina de tempura con 115 gr de agua muy fría (si es de nevera, mejor). Batimos la mezcla y sumergimos las alcachofas, a medida que las vamos sacando las pasamos directamente por la sartén con abundante aceite bien caliente.

  • Para preparar el crujiente de puerro, troceamos el puerro en tiras muy finitas, las enharinamos y las freímos. Tardan segundos en cocinarse, prácticamente es introducirlos en la sartén, y sacarlos de la misma, en cuanto se doren. Quedan super crujientes y deliciosos.

  • Emplatamos. Colocamos una cama de salsa de piquillos en el plato y posteriormente ponemos las alcachofas. Adornamos con el crujiente de puerro y espolvoreamos con perejil fresco.

NOTAS

Nosotras hemos utilizado alcachofas frescas, pero también podéis utilizar corazones de alcachofa ya limpios y en conserva. Esto reducirá el tiempo de elaboración considerablemente.

El añadir la nata al final en las preparaciones de las salsas es simplemente por motivos ópticos, si la añadís junto con los líquidos (caldo o agua) al reducirse, la nata se dispersa y quedan unos puntitos blancos por toda la salsa. Si añadís la nata al final, conseguiréis el mismo sabor pero el efecto visual será de una salsa más fina y cremosa, los ingredientes quedarán mejor integrados y el plato mas apetecible.

Si no queréis añadir vino blanco, podéis añadir cerveza o sidra, pero si no queréis utilizar alcohol en la receta, simplemente omitidlo.

Síguenos en Instagram